Cursos que ofrecen trabajo seguro, ventas aseguradas o inversiones que se multiplican. Os voy a explicar cómo la desconfianza como medida preventiva me ha ayudado a evitar tomar decisiones de las que luego me arrepiento.

Hoy en día es habitual encontrarse con abundantes cursos que te prometen el trabajo de tus sueños, dinero seguro, ser tu jefe y no depender de nadie.

Desde hace tiempo que ando interesado en el ámbito de la libertad financiera, en generar ingresos pasivos que algún día me permitan vivir sin la obligación de trabajar.

He leído multitud de libros, visionado vídeos e indagado en internet sobre el tema. Lo que más me llama la atención es la cantidad de cursos que hay, en los cuales te venden la solución.

Los cursos

Investigando sobre el tema me di cuenta de que internet está lleno de cursos de todo tipo, que con el tiempo levantaron en mí una desconfianza como medida preventiva.

La mayoría de cursos compartían los mismos patrones:

Te prometen la solución a tus problemas

¿Estás sin trabajo? ¿Quieres aprender una nueva profesión online? ¿Quieres ser tu propio jefe? ¿Cansado de la rutina?

Estas son preguntas que te encuentras habitualmente como eslóganes en dichos cursos. Si te encuentras en alguna de las situaciones párate a pensar primero si lo que te conviene es invertir dicha cantidad de dinero para un curso.

Hoy en día encuentras la mayoría de información en internet de forma gratuita, en su mayoría solo se limitan a recolectar información, maquetarla y vendértela a un precio elevado.

En muchos casos viendo los testimonios de las personas que se forman con dichos cursos, sus problemas no hacen más que aumentar. Es por ello que quiero que sepas que nadie puede solucionarte los problemas excepto tú mismo.

Si haces un curso que sea para formarte en un ámbito o habilidad concreta, si simplemente quieres introducirte en una materia, te recomendaría que mirases primero en YouTube o en Google.

Alto coste de adquisición

El principal problema de estos cursos es que tienen un alto coste de financiación para poder llegar a más gente mediante técnicas de marketing agresivas.

La mayoría de estos cursos tienen un precio que ronda las cuatro cifras, si tenemos en cuenta que son online, lo considero un precio desorbitado. Entiendo que los creadores del contenido tengan que ganar dinero con ello, pero si son buenos alcanzarán un gran público y no tendrán la necesidad de pedir miles de euros por participante.

Prometen/Ofrecen altas rentabilidades

Partiendo de la base que esto fuera cierto (esto afecta también a inversiones), ¿para qué querrían compartir dicha información con nosotros y no hacerse ricos ellos mismos? ¿Por qué piden una suma tan elevada para participar en sus cursos?

Personalmente creo que el que pregona sobre cómo hacerse rico o vivir de tal y cual, hace más dinero vendiendo métodos que con el método en sí. Si quisieran compartir su método lo harían de forma altruista.

Marketing de relacionados

De por sí no lo veo un mal método atraer clientes mediante recomendación, el problema se presenta cuando la recomendación supone un alto porcentaje de tus ingresos.

Da igual en la plataforma en la que te encuentres, si por traer a gente te pagan, estás trabajando para ellos como comercial. Y lo que al principio suponía una nueva profesión ahora resulta ser invitar al mayor número de gente para recibir más dinero.

Túneles de venta

También resulta muy típico encontrarse con túneles de venta en los cuales te ofertan primero una “master class” para luego hacerte una oferta por tiempo limitado. “Obligándote” a tener que decidirte rápido y mal.

Véase que la limitación en la oferta puede que no sea el tiempo si no las plazas, suele utilizarse también mucho en tiendas online esta técnica, por ejemplo solo 2 unidades disponibles.

Este método es también conocido como “escasez” en el ámbito de las ventas, suelen limitar el stock, el tiempo o el precio. Pero en realidad y muy rara vez se están limitando los factores mencionados.

Psicología coercitiva

Este tema es algo más profundo y no se da en todos ellos. En los cursos o plataformas donde se ha llegado a asentar una organización se suele dar.

Siempre que formes parte del grupo y compartas su mentalidad tendrás una total aceptación por parte del mismo. Pero en el momento que difieras o comentes que no estás de acuerdo, se empezará a cuestionar tu palabra.

Esto no sería un problema mientras que no tengas que apartarte de tus amigos para pertenecer al grupo, pero por desgracia suelen darse muchos casos de gente que se aísla por querer pertenecer al grupo y acaba perdiéndolo todo.

En esta entrada no quería mostrar casos, ni señalar con el dedo, pero al final pondré un par de canales de YouTube que hablan sobre el tema.

Garantía de devolución

Estos cursos también suelen tener una garantía de devolución, que está sujeta a condiciones que casi nunca se llegan a cumplir. Por ejemplo una garantía de devolución antes de 30 días cuando solo te ofertan una décima parte del material en los primeros 30 días y te dicen activamente que lo que viene es lo que necesitas.

Una vez se cumple el periodo se ciñen a la cláusula y les da igual tu opinión, es por ello que antes de firmar un contrato has de mirar la letra pequeña y tener siempre en cuenta cuando darte de baja.

Las reseñas

El tema más importante sin duda alguna. Estos cursos tienen o suelen tener reseñas compradas o falsas dentro de su plataforma. Cuando te estés planteando hacer un curso de este estilo intentar buscar en Google la opinión de otros usuarios y siempre fuera de la plataforma que lo oferta.

Si el curso no tiene reseñas o es muy nuevo, soy de los que dice, mejor que lo pruebe otro.

Conclusión

La desconfianza como medida preventiva me hace dudar de todos los aspectos anteriormente mencionados.

Una buena manera de ponerla en práctica es la siguiente, cuando tengas que tomar una decisión como invertir dinero o apuntarte a un curso, tómate tu tiempo antes de tomar cualquier decisión.

La mayoría de gente cae en estos cursos por que vienen recomendados por parte de un círculo cercano (familiar, amigos o conocidos).

Intenta hablar la decisión con alguien de confianza que no esté involucrado, puede que te haga ver puntos de vista que no tenías en cuenta.

Investiga a fondo de que se trata, no te conformes con la opinión de la persona que está vendiéndote el producto. Importante: no investigues el producto dentro de la plataforma en la cual te lo venden. Ningún cura te hablará mal sobre su religión.

Este es uno de los artículos con un tono personal que a partir de ahora intentaré publicar los miércoles en el apartado general.

YouTubers  

Estaba dudando sobre si poner este apartado, pero visto que me ha quedado una entrada algo larga, quizás alguno de vosotros se ahorre la lectura y pase directamente a este apartado.

Goyo Gomez: Un YouTuber crítico con este tipo de cursos, comparto el mensaje pero no la forma en la que lo trasmite. Igualmente me parece bastante competente y sincero.

Tamayo: En concreto con el tema de IM Academy trata varios puntos que he mencionado sobre el tema de “cursos”.

Por último os dejo un video que hará que le deis una oportunidad a la desconfianza como medida preventiva:

Todo el mundo miente
Desconfía de todo de manera preventiva
Desconfía de todo de manera preventiva
5/5 - (1 voto)